Ciertos desequilibrios funcionales del sistema visceral encuentran en la osteopatía su solución: es el caso de trastornos como gastritis,hernia de hiato , molestias intestinales , estreñimiento , trastornos digestivos en relación con la vesícula biliar, trastornos menstruales (dismenorreas , síndrome intermenstrual y algunas otras patologías de la esfera genital). Es igualmente de buena ayuda en el asma, incontinencia de orina del postparto, dolores del cóccix.

El tratamiento visceral muy a menudo puede ser necesario para aliviar ciertos dolores del aparato locomotor: en efecto el sistema visceral proyecta a veces su sufrimiento a nivel de raquis (reflejos víscero-somáticos).